Festival de la Siembra: recreación para el cuerpo y la mente

Luego de un ensayo algo accidentado en lo que fue el Festival de la Cosecha en mayo pasado, ahora el Festival de la Siembra siguió con su intención de promover el autocultivo y consumo responsable de la cannabis, en una noche que en cuánto a lo musical tuvo como punto más destacado el regreso de Chico Trujillo a los escenarios nacionales tras su gira europea.

El indicado de abrir los fuegos fue el rapero Portavoz, quien se plantó puntualmente en el escenario del Centro Cultural Chimkowe. Mediante sus ya más que reconocidas y valoradas líricas contestatarias y canciones en tono de protesta, el MC nacional logró motivar, en aproximadamente 40 minutos de presentación, a todos quienes llegaron desde temprano al recinto ubicado en Peñalolén.

Luego vino el turno de Guachupé, quienes salieron a escena cuando la cancha ya estaba prácticamente llena en su totalidad. Acompañados de su fiel hinchada, El Club del Amigo no demoró nada en armar la fiesta de la mano de sus caballitos de batalla, entre los que sonaron “Las capsulokas”, “Santiago no duerme”, “La amarga de tu novia”, “Cuando quieras”, “Todo va lento” y “Aunque me acuerde de ti”. En cerca de una hora y quince minutos Guachupé logró prender a un Chimkowe que ya estaba con ganas de seguir el vacile.

Siguiendo con la puntualidad (que se agradece y destaca de sobremanera), a eso de las 23:30 Ana Tijoux apareció junto a Los + Busk2. La gran triunfadora de los premios Pulsar no hizo más que demostrar el excelente momento en el que se encuentra, sonando de excelente forma junto a su banda y repasando en gran parte su último trabajo de estudio. “Antipatriarca”, “Vengo”, “1977”, “Sacar la voz”, “Shock”, “Todo lo sólido se desvanece en el aire”, “Mi verdad”, “Creo en ti”, “Somos sur” y “Gol”, entre varias otras, pasaron por el repertorio ante un público más que agradecido que despidió a Ana Tijoux & Los  + Busca2 con grandes aplausos.

Avanzando en la noche, cuando ya todos estaban arriba de la pelota o viajando en el espacio sideral, todo el “sonido esencial” de la Banda Conmoción llenó no solamente el escenario, sino que también todos los rincones del Chimkowe, que vio como todos bailaban los acordes latinoamericanos. Con un show lleno de ritmo como nos tienen acostumbrados, sonaron “Pregonero”, “Mentira”, “Ay cariño”, “Mi Cholita linda flor”, y su ya especial y particular interpretación de “Maldigo del alto cielode Violeta Parra, que tienen prácticamente registrada como propia.

Ya con la gente totalmente en alto, pasándolo bien y disfrutando, pasadas las 2:30 de la madrugada llegó el momento estelar de la noche y que muchos esperábamos. Luego de su gira por Europa, Chico Trujillo se reencontró con el público nacional y de qué manera. Comenzando su presentación con el nuevo single “Polluelo“, el Macha y su gente tuvieron a todos bailando por casi dos horas.Conductor” (pero de los buenos, no camionero patronal), “Así es que vivo yo”, y “Gran Pecador”, junto a sus amigazos y hermanazos de la Banda Conmoción, siguieron animando la bailanta en un momento latinoamericanista que incluyó cover de Los Jaivas. Tras eso, siguió toda la cumbia chilombiana con “El eléctrico”, “Calienta sopa”, “Y si no fuera”, “Loca”, “Tus besos son”, “La medallita”, entre otras, cerraron una noche de reencuentro bailable con el grupo icónico de la escena cumbiera actual.

En definitiva, un Festival de la Siembra tal y como se esperaba: bailable y con mucho producto psicoactivo rondando por ahí. Ahora que ya está todo sembrado, solamente queda esperar a que las semillitas den sus preciados frutos, y nosotros vamos a estar atentos a eso para traerles cualquier tipo de novedad.

Fotos por el gran “Garrafa” Black. 

Comentarios

comentarios

"Chimbombo" Silva

"Chimbombo" Silva

Sherwoodiano, cervecero, canoso, colocolino y fiel defensor de la Báltica. Si esta bio le pareció muy poco, sea mi amigo o agende una entrevista.